Las bicis

Alicia se empeñó en una bici. Ya lo había comentado antes, pero el sábado consiguió Materializarlo.
Fuimos a Decathlon, pero la que mola es un poco cara, así que acabamos en Hipercor donde compramos una bastante chula.
Yo recogí la mía de casa, así que tras preparalas el sábado por la tarde, el domingo tocó estrenarlas.
Por otro lado, gracias a mi móvil con SportsTracker, puedo sacar las rutas que hacemos y, lo más importante, ver las calorías consumidas

Por cierto, la ruta la tenéis en: Ruta

Posted by Wordmobi

Advertisements

Vaya semanita

Esta semana se nota que el quater va avanzando y por tanto, mas trabajo.

El lunes vino un compañero de la sede central, así que estuvimos con el, tanto el lunes y martes. El primer día fui a cenar con él en la Pizzicheria, en Castelló 83, un sitio muy recomendable y no excesivamente caro. Descubrí los tomates secos que están muy bien.

El miércoles, otra cena, la de Securmática. Aquello parecía una boda. Cerca de 400 personas y muchas caras que me sonaban de artículos, trainings, eventos… Estuve haciendo algo de networking social. Lo que más me daba “cosa” era encontrar a gente de mi anterior empresa, pero genial, todos me saludaron e incluso se acercaron a propósito para ello. Creo que en el fondo no se lo tomaron muy a mal (siempre es bueno tener amigos en fabricantes). Por cierto, menos mal que la secretaria de facto me avisó de la cena, pensaba que era más tarde y yo tan tranquilo.

Al salir de la cena, casi a la una, ya sólo pensaba en el día siguiente: ir a Sevilla. El ave salió temprano, a las 7 de la mañana, así que un poco cansado. Igual que el de Barcelona, se mueve igual que un cercanías. Llegué a las 9:30 y a comenzar con las reuniones. Me sorprendió lo grande que es el ferial y todo lleno de casetas. También, el Guadalquivir, me pareció ver un barco de cruceros bastante grande…

A la vuelta, como me colgaron la última reunión, así que llegué más pronto a la estación. Pude cambiar el billete, eso sí, pagando la diferencia. Vueling te hace lo mismo sin coste, lo que deja en muy mal lugar a renfe… Aunque ya sabéis mi adversión a esta empresa.

Finalmente, el viernes fue tranquilo, perp con mucho cansancio. Tras la cena, me puse a ver Michachada Nui y me quedé sopa antes de las 23:00.

Posted by Wordmobi

Hacienda te necesita

Y a mi todavía más… me acaba de llegar el borrador y ¡menudo palo!, ¡esto es el diezmo en toda su gloria!.
Ya me estoy buscando una gestoría o, mejor, un “amigo contable” (mucho mejor que el “amigo informático”) aunque me cueste un arroz con bogavante y disfrazarme de pollo.

Mi cumple

Esta vez me toca a mi cumplir años (la otra vez que hablé de cumpleaños fue para el blog).

Por la mañana celebración con los padres, aunque el día anterior ya lo había celebrado con mi hermano y compañía. Esta tarde ha tocado tomarse un cafetito con los amigos y por la noche, un italiano Alicia y yo.

Ahora a reposar un poco.

Yo soy la Ley…

… eso mismo debe pensar el Guardia Civil que ha tenido la osadía de pararme.

Vengo de Madrid, de vuelta del servicio técnico de Epson por problemas en la impresora nueva, y a la altura de Torrejón, está la A-2 hasta arriba y más, así que, hacemos el truco y vamos por Ajalvir y Daganzo, más largo pero al menos no estoy parado.

Al llegar a una rotonda de las cercanías de Daganzo, el atasco de la A-2 vuelve a estar ahí… ¿quizás hora punta en la zona?, ¡qué va!, la Guardia Civil que tiene la feliz idea de poner un control y reducir a un carril la carretera, es decir, todo lo que sea incordiar a la gente normal se les da de vicio, pero luego se les escapan los reos en los juzgados… El caso es que el control está a 150 metros de una rotonda, pero la gente, no sé porqué, tienen una sola fila hasta el control y bloqueando la plaza de circulación giratoria, así que, como está libre todo el carril derecho hasta el control, sigo por él para incorporarme al carril izquierdo en sus inmediaciones, como se suele hacer, antes de los conos.

Pues bien, justo cuando llego, ya lo están recogiendo y al que le ha tocado quitar los conos, me da el alto, se me acerca y me dice:

G.C: ¿Le parece bien lo que ha hecho?

Yo: Sí, completamente (poniendo la misma cara que House cuando rebate a alguien)

G.C: ¿Pero no ve que todo el mundo hace una fila?

Yo: Los conos ni el control están en la rotonda, están aquí

G.C: Documentación

Yo: Sin problema (abro la guantera, saco el tocho con todos los papeles)

G.C: Bueno, no hace falta, ya me quedo yo con la matrícula (hace como que se pone delante a mirar la placa y diciendo a otro las letra, a la vez que me da paso…).

Yo: Sí sí, tome la matrícula, no hay problema… (que yo sepa, estoy al día de todo, salvo que me hayan cazado en estos últimos días un rádar).

Me mordí la lengua continuamente, pues lo que no es normal es que por un control (o quizás una práctica, pues eran muy jóvenes todos y muy gallitos) se provoque una retención no justificada… Si quieren controles, que se vayan de madrugada a la salida de una discoteca, que patrullen las autovías (pocas veces los he visto de vuelta de Madrid un sábado de madrugada)… o que vigilen mejor en los juzgados.

En cualquier caso, como decía “Claudio” (Ver La Hora Chanante) a su “primo”: “… no hables con desconocidos, que te meten droga en los bolsillos…”, así que, mejor no tratar de hacerles ver sus errores y chulerías.

P.S: Sobre la Epson ya hablaré más adelante…

Los Bingos y la LOPD

El sábado, estuvimos dando una vuelta por el centro de Alcalá. Fuimos a cenar a un nuevo restaurante chino en la Calle Mayor, en lo que antes eran unos antiguos billares.

Tras la cena, de camino a la Plaza de Cervantes, pasamos por un famoso bingo, así que, como nunca he entrado en uno, quise verlo por dentro de primera mano.

Al entrar, nos piden el DNI, pensé que para ver que éramos mayores de edad, pero nada más lejos de la realidad, tomaron los datos y nos dejaron pasar.

Una vez dentro, es tal y como lo esperaba… sólo viejas que fuman como chimeneas, por lo qu e decidimos dar la vuelta y salir.

Como de costumbe, no me gusta que mis datos personales estén “por ahí” dando vueltas, así que pedí su cancelación. El de la puerta, que nos tomó los datos, llamó por teléfono a alguien. Pensaba que vendría un “puerta”, pero no, vino el jefe del garito, con bastante malas formas… sólo le faltaba la cicatriz en la cara y hablar en italiano.

Ahora estoy comprobando si puedo denunciar al chiringuito ese, pues según él no es posible cambiar esos datos, pues los tiene la policía…

En SITIasLAN 2009

Esta semana, con la finalización del “quarter” ha sido, o podría haber sido, un poco más tranquila.

Digo que ha sido pues he tenido unas horas para ir de feria, pero no de esas con noria y olor a churros, sino a una feria profesional, concretamente SITIasLAN 2009, para ver un poco cómo está el patio. Lo curioso es que siempre te encuentras gente conocida o gente a la que conoces de vista.

El resto de semana, terrible, pues hay unos cuantos clientes que están llamando más de la cuenta y, aunque no debería, siempre tratas de echarles un cable. Por otro lado, he tenido algunas reuniones “importantes”, lo que obliga a trabajar en fin de semana para prepararlas y no dejar nada a la improvisación.

Como de costumbre, la fotico de rigor para demostrar que estuve allí:

Puerta de SITIasLAN 2009

Puerta de SITIasLAN 2009