Por fin vacaciones (y XII)

Bueno, al final todo lo bueno se acaba.

Han sido 11 días, en los que hemos visto un montón de cosas, 4500 Km recorridos, en los que el reloj no ha marcado ningún ritmo, en lo que hemos hecho lo que nos ha dado la gana… pero llegó a su fin y hay que encarar la realidad: el estres laboral, la semana de lunes a viernes interminable, pero también es cierto que con nuevos retos (sobre todo Alicia) y, por ahora, sigue siendo divertido, que es lo que importa.

Como guinda final a toda la serie “Por fin vacaciones”, aquí van las fotillos del viaje. Disfrutadlas:

http://picasaweb.google.com/s/c/bin/slideshow.swf

Advertisements

Captchas en el blog

Desde hace una semana estoy siendo bombardeado con spam, que se intenta colar en el blog a modo de comentarios. Como sabéis, todos los comentarios son moderados, por lo que hasta ahora no se ha publicado ninguno, pero sí me llegan las pertinentes notificaciones de ello (al principio, pensaba que se había hecho popular el blog).

Así pues, con todo lo dicho, para eliminar estas molestias, nada mejor que un captcha, aunque a veces es bastante molesto para el usuario.

Por fin vacaciones (XI)

Hoy hemos ido a Barcelona, donde el primer destino ha tratado ser el Parque Güell, por aquello de ver las “lagartijas” raras que tiene, pero ha sido imposible, por más vueltas que hemos dado no hemos podido aparcar por la zona, pues el parking que hay lo tenía cerrado la Guardia Urbana, pero he podido comprar un imán con forma para mi.

Con el cabreo inicial, fuimos a la Plaza de Cataluña, donde aparcamos en el parking del centro comercial Triangle. Tras un paseo por la zona, fuimos a comer a La Tramoia. Ya lo conocía, pues había ido en una cena con el trabajo, pero esta vez tocó con Alicia. Como siempre, muy bien, excelente.

De allí fuimos a la Universidad, muy cerca de allí, andando, cogimos el metro y nos plantamos en la Sagrada Familia. Ya la había visto hace algún tiempo, pero esta vez, de vacaciones, la pude ver con más calma. La verdad es que se nota bastante el color de la piedra de las zonas nuevas y las antiguas. Íbamos a entrar pero la cola que había y el precio abusivo (para ver una obra, a día de hoy) nos hicieron desistir.

Andado llegamos a Glories, para ver la torre Agbar, que siempre es curioso y ver esa zona de la Diagonal, donde se puede ver gente con extraños monopatines.

Otra vez en metro llegamos al punto origen del día, pero con rumbo hacia las ramblas. Como ambos ya habíamos estado y el sitio está hasta arriba de gente, tras ver el mercado de la Boquería, fuimos al barrio gótico, pues eso sí que no lo conocía Alicia. Yo estuve por la zona hace algunos años con Emilio, un compañero del trabajo cuando estuvimos con un proyecto Sant Cugat… Alicia descubrió una zona donde vendían abalorios y rollos de los pendientes que hace, así que, tocó ir de compras por todas las tiendecillas.

Una vez llegamos a Colón, vuelta atrás, con más calma, pero ya con destino al coche, para volver y cenar en la casa rural.

Posted by Wordmobi

Por fin vacaciones (X)

Hoy hemos madrugado para ir a Andorra.

El camino se me ha hecho bastante largo, pues aunque en teoría no llega a dos horas, al ir por carretera de un sólo carril por sentido y atravesando pueblos, tenía la sensación de llevar mucho más tiempo al volante. Además, al ir llegando a la frontera, comenzó el atasco, que no se disolvió hasta entrar en el parking. Por otro lado, a mitad del camino surgió un pequeño marroncete laboral, pero de rápida solución.

Una vez allí, de un lado para otro viendo tiendas. Primero dejé a Alicia mirar las de ropa, para “ganármela” y poder ir a las de electrónica diversa sin problema.

La verdad, es que no hay gran diferencia de precios, salvo diesel (sobre los 86,4 cétimos/litro, cuando en España está a más de 91), bebidas alcoholicas (Malibú de un litro a 9 euros, Jameson, también un litro, a 12) y, supongo, el tabaco, pero eso ya no lo miré… También tenía un encargo familiar sobre un perfume de Channel, pero, sinceramente creo que la diferencia está sólo en el IVA y cierta competencia feroz entre la amalgama de perfumerías que recorren la calle principal.

Para comer, no sé si los Escargols son típicos de ahí, pero no me hacen gracia, así que acabamos en un KFC poniéndonos las botas de pollo. Quizás por eso, Alicia tuvo un pequeño problema gástrico que nos hizo entrar dos veces en la misma cafetería, la primera por un café y la segunda una cocacola.

Finalmente, lo único “chollo” que hemos comprado ha sido un Lotus a mitad de precio para Alicia y un bluetooth Nokia tirado de precio, pero no sin antes recorrernos Andorra de arriba a abajo. Por cierto, también venden sprays de defensa por menos de tres euros ;).

A la vuelta, aprovechamos para llenar el coche y soportar el atasco de salida, pues en la aduana española parece que paran a uno de cada diez… no por temas de seguridad, sino por ver quién compra alcohol o tabaco sin los impuestos que tanta falta hacen a los que nos desgobiernan.

Por cierto, justo al llegar con el coche a la puerta de la casa rural, ya de noche, veo “algo” que salta por el camino… me bajé del coche y era una ranilla, que al verme se espantó y volvió por donde había venido. Es la primera rara en libertad que veo en directo en mi vida.

Posted by Wordmobi

Por fin vacaciones (IX)

Ya nos hemos despedido de Briones y hemos puesto rumbo a Lleida, hacia los Jardins del Segrie.

En el camino, paramos en Zaragoza, donde vismos El Pilar y la Torre de la Seo, además de dar una vuelta por la zona y aprovechar para comer. Llegamos a Lleida sobre las cinco de la tarde, así que rápidamente, para aprovechar el día, preguntamos a dónde podríamos por la zona.

En Lleida ciudad, dimos una vuelta rápida, por la zona de la estación y la rambla, además de subir al castillo, desde el que se ve toda la ciudad, pero fuimos un poco tarde y preferimos no estar mucho más tiempo (había gente algo rara pululando por ahí).

De ahí salimos hacia Alguaire, donde hay un mirador, pero en vez de ir con GPS, fuimos a “pelo”, con pequeña pérdida y cambio de sentido incluido. Una vez llegamos al mirador, el camino era muy rústico, es decir, sin asfaltar, optando por no seguirlo para evitar posibles problemas. Continuando por la misma vía, llegamos al aeropuerto de Lleida, el cual está todavía en obras, pero su torre de control es muy chula.

De vuelta al alojamiento, es de los pocos que hemos visto en los que no te la “clavan” por comer allí, así que unas tapitas y, como no hay que conducir, una copita de sangría.

Posted by Wordmobi

Por fin vacaciones (VIII)

Hoy hemos “madrugado”, pues el desayuno empieza a las 9:30 y queríamos ir a Pamplona.

Por la de peaje, todo autovía hasta Logroño, y luego por otra nueva autovía hasta allí hemos tardado una hora y tres cuartos, así que a las 11:30 más o menos ya estábamos por allí, aparcando en un parking pegado a la famosa calle Estafeta.

Lo primero que hemos hecho ha sido entrar en una tienda original de Kukuxumusu, luego, hemos visto un poco el recorrido de los encierros y hemos acabado en la famosa plaza del ayuntamiento, donde el chupinazo y en la caseta de turismo, donde nos han dado un mapa y qué podíamos ver. También aprovechamos para firmar por la capital europea de la cultura, pues prefiero que no sea en Alcalá (paso de que me suban el IBI y demás) y nos dieron unas camisetas que aprovechamos para regalos “típicos” (sí, es cutre, pero no me valen).

Fuimos a la catedral (pero estaban en misa), al parque de la Taconera, una visita por las murallas, el museo de Navarra y vuelta al recorrido de Sanfermines. Al final, para variar, cominos en un kebab (es lo único que no parecía una trampa para guiris) y me compré una camiseta cachonda.

De allí fuimos a Logroño, pero no vimos nada “interesante”, así que continuamos la vuelta al hotel, pasando por El Ciego, donde tienen un hotel cuyo arquitecto es el mismo que el del Guggenheim, haciendo un contraste de los más raro: la iglesial del pueblo a un lado y al otro el hotel ultramoderno…

Continuamos la vuelta y paramos en las bodegas Dinastía Vivanco. La verdad es que de vinos no entiendo, y a priori el nombre no me suena, aunque se lo han currado y el sitio es digno de ver: museo muy interesante con todo los procesos y maquinaria del vino. Luego, la visita incluía una cata, aunque sólo una copa, bien de crianza 2005, bien un mosto. Alicia, que no le gusta nada el vino, le gustó bastante. Lástima que tengamos que seguir viajando pues habría comprado unas cuantas (yo pedí un mosto, por eso del coche).

Terminamos el día en Haro, pero, en comparación con Briones, es muy “ciudad”, es decir, no está tan bien conservado ni es tan “rural”.

Bueno, mañana nos espera otro viaje largo, así que toca mirar la ruta y demás.

Posted by Wordmobi

Por fin vacaciones (VII)

Hoy hemos dicho adiós a Casa Gloria, en Vilanova de Lourenzá, y nos hemos dirigido a Logroño.

Como les hemos prometido a los dueños de la casa, Gloria e Isidro, vamos a recomendar el sitio en todas partes, pues de verdad nos han tratado muy bien, está en una zona “céntrica” en cuanto a lo que queríamos ver y, la relación calidad precio es inmejorable.

Como el viaje hasta Briones, en Logroño, es largo, paramos a comer en Santander, que como siempre, es muy bonito, con uno de los mejores paseos marítimos que conozco. La idea era comer en algún sitio típico, pero al final acabamos en un chino… para variar.

Pasamos por Bibao, aunque por los alrededores, para coger la AP-1 e ir hacia Logroño. Lo raro de todo, es que durante todo el viaje, el GPS ha ido loco completamente, ¿es posible que hayan subido el error?. Hubo un momento en que casi lo tiro por la ventanilla… Lo peor fue al llegar a Briones. Aunque el pueblo no es grande, sin ABSOLUTAMENTE ninguna referencia, empezamos a callejear a ciegas, por callejuelas estrechas, pero finalmente llegamos a Los Calaos de Briones, un restaurante con alojamiento rural. Por cierto, un “calao” es una especie de bodega en las casas.

En el hotel rural, nos han dado la habitación que sale en la web, con unas vistas a todos los pueblos de la zona y a las bodegas Dinastía Vivanco, y menos mal, pues el pueblo está de fiesta por lo que la otra cara de la casa que da hacia la plaza del pueblo tiene que ser un poco ruidosa, pues  están montando una jarana de la buena… Yo ahora estoy en la cama, con la cabeza como un bombo, así que poca fiesta voy a tener hoy.

Posted by Wordmobi

Por fin vacaciones (VI)

Hoy hemos ido a Cariño, para comer en un restaurante que Alicia conocía, pero nos remitireon a otro igual o mejor, el Barómetro. Tras la comida, surgió un pequeño marrón del curro, pero que a través del móvil se solucionó sin problemas.

Tras recabar información en la oficina de turismo situada en el mismo puerto, salimos hacia el cabo Ortegal. Desde allí, se veía mucho mejor el mar y, por desgracia, permitía apreciar mejor una especie de espuma amarillenta que no creo sea nada saludable. Al salir de allí, fuimos a la “Garita de Herveira”, donde está el acantilado más alto de Europa, de sólo 613 metros.

Aprovechando que es un sitio muy alto, es carne de aerogeneradores, por lo que está todo plagado. No pude resistirme a acercarme y que las aspas me pasen a unos “pocos” metros, oyendo el ruido que hacen al cortar el aire.

El camino continuó hacia San Andrés de Teixido, donde quien no va de vivo, va de muerto. Ya es la segunda vez que voy, así que imagino que no me tendré que reencarnar en un bicho e ir hacia allí como dice la leyenda. También dice que hay que beber de una fuente de tres caños, pero, no me fío de beber agua sin tratar, sobre todo teniendo en cuenta que me esperan bastantes kilómetros conduciendo.

Ya a la vuelta, dimos una vuelta por Espasante, donde tienen un cerdo de bronce en una plaza. La cosa no sería más graciosa si no fuese porque en realidad, también tienen uno de verdad, suelto por el pueblo y la gente le da de comer, para luego sortearlo entre todos los vecinos.

Saliendo de allí, Alicia me quiso llevar a O Picón, que se supone tiene una playa muy chula y un acantilado, pero cuando el camino dejó de ser asfaltado preferí no seguir por ahí, quedándonos sin verlo.

Finalmente, fuimos a Foz, para hacer una compra y tener provisiones para mañana, pues nos espera un viaje largo hacia Logroño. Por cierto, de los 20 (o menos) grados de temperatura, he visto que en Logroño hace algunos más… sólo de pensarlo nos da perece y todo.

Posted by Wordmobi

Por fin vacaciones (V)

Hoy ha tocado Ribadeo, donde hemos tratado de hacer la ruta de los miradores, llegando hasta un faro, pasando por una antigua fortaleza (que está al borde de un acantilado y encima tiene foso alrededor) totalmente inexpugnable.

A lo largo del día, estuvo lloviendo y las temperaturas bajaron, llegando a ver hasta 12 grados en el termómetro del coche.

Tras la fortaleza, hemos ido a Avilés, donde dimos una vuelta por el centro y de allí, como estábamos al lado de Gijón, nos animamos a ir allí, así que ya conocemos casi toda la A-8. Una vez en Gijón, comimos en un italiano (Vesubio) justo frente al puerto deportivo, muy bien de precio y servicio. Para bajar la comida, nada mejor que da una vueltecita por el casco antiguo y luego al parque donde está el “cagadero de King-Kong”, aunque esta vez, al contrario que en Noviembre de hace dos años, con la lluvia y el viento no se hacía del todo apetecible hacer fotos ni sacar las manos de los bolsillos. Finalizamos el día con un resbalón de Alicia justo en la puerta de una cafetería, pero bueno, tras unas risas, nos tomamos un cafetillo y vuelta al hogar.

Pero esa vuelta al hogar no fue directa, sino pasando, o mejor dicho, dando una segunda oportunidad a la Praia das Catedrais (cuando trato de hablar en gallego, me sale acento portugués…). Como ya comenté, la otra vez no pudimos ver los famosos arcos, así que carreteando por cuasi-caminos, estuvimos viendo playas muy chulas, con algunas nubes, pero con algún claro.

Tras unas paradas y fotillos por la zona, en la Ruta das Praias, fuimos a Foz, que está cerca de la casa rural pero no habíamos visto todavía. Tienen una playa muy interesante, que no tiene nada que envidiar a las de Valencia, en cuanto a anchura se refiere), pero imagino que el agua estará un pelín fría.

Ya por fin, finalizamos en la casa rural, a reposar después de tanta aventura o mejor dicho, de tantos kilómetros, pues a lo tonto, estamos yendo de un lado para otro.

Posted by Wordmobi

Por fin vacaciones (IV)

Hoy hemos ido a Sargadelos, a ver el hogar de la famosa cerámica. La fábrica, junto con su galería, en Cervo, es interesante de ver: Desde las típicas piezas en blanco y azul, hasta piezas hechas por estudiantes, de lo más variadas. El único problema es el precio, pues sinceramente creo que se suben a la parra un rato.

Comprados los recuerdos de rigor, tratamos de ver Ribeiras do Sor; y digo tratamos pues creo que no conseguimos llegar, pero sí estuvimos en un antiguo puente, sobre la playa de El Barquero. Tras muchas vueltas por carreteras de las que sólo cabe un coche y cruzando los dedos para no encontrar uno de frente, llegamos a la general, por donde fuimos a Ortigueira a comer a un bar cercano a la playa.

Durante la comida, Alicia comentó que Santiago de Compostela está a sólo una hora y media de allí, así que, ni cortos ni perezosos fuimos para allá.

Una vez allí, vimos la catedral por dentro, infectada de gente que, sinceramente, en formas dejan mucho que desear: si no saben comportarse ni controlar a los críos, que no vayan a determinados sitios, pues sólo incordian.

Finalizada la visita a la catedral por dentro y comprados los imanes de la nevera de rigor (aunque sin termómetros, un lástima, pues es una manía que tengo), decidimos volver, pues todo estaba lleno de gente, o mejor dicho zombies que se mueven de forma aleatoriamente errática.

Al pasar por Mondoñedo, Alicia aprovechó para comprar una herramienta para el Fimo que se quedó con ganas el otro día y en Madrid es bastante más cara. También compramos un par de generosas raciones de empanada en “O Rei das Tartas” muy ricas, con masa de pan y nada grasientas.

Posted by Wordmobi