Semana en Barcelona

Esta semana la he pasado casi entera fuera de casa, en Barcelona.

Todo surge con la fiesta de empresa (a la que llamaron Navidad Die Hard), este viernes 13. Pues bien, forzando unos proyectos de fecha, éstos se finalizan y cierran (lo que me debe dejar la semana que entra tranquila) y puedo estar allí, oh casualidad, en la fiesta de empresa.

La semana fue complicada, ya sabéis que me va la marcha, y cuando tengo excursión, el tiempo se exprime a tope. Uno de los días,  del jueves al viernes, la intervención duró hasta las 5:30 de la mañana, para luego a las 9 estar otra vez en la oficina. Eso sí, me fui pronto a dormir una siesta y tener algo de aguante para la fiesta de esa misma noche.

Se celebró en el MauMau, un local ciertamente alternativo. Tanto, que la comida parecía una mezcla entre happy meal y picnic typical Spanish: una caja con croquetas, tortilla, queso, pa amb tomaquet,… La verdad es que está claro que lo mejor fue la fiesta en sí misma y la compañía: todos los compañeros de la división nos hicimos fuertes en unos sofás. Parecíamos mafiosos controlando el catarro (ojo con meterse con los de networking).

Aquí la foto del delito:

image

Advertisements