De boda… y esta vez la mía

Había comentado que andaba bastante liado últimamente y como podéis ver por el título, ya os podéis imaginar por qué. Tras las peripecias con el gordo incubador de almorranas, por fin nos comentaron que todo estaba en orden y que podíamos acercarnos a elegir el día.

Por mi trabajo, o bien era ya mismo o bien pasado junio, así que, como Alicia no perdona los 15 días de vacaciones que nos dan, lo hicimos lo antes posible, el día 13 de Mayo, jueves, de 2010. La idea es que fuésemos cuatro gatos, pero al final la cosa se nos fue de las manos y acabamos con un bodorrio de 18 personas, lo que sigue siendo todavía manejable, todo sea dicho.

En casa, antes del juzgado

http://picasaweb.google.com/s/c/bin/slideshow.swf

En los juzgados

http://picasaweb.google.com/s/c/bin/slideshow.swf

Ceremonia

http://picasaweb.google.com/s/c/bin/slideshow.swf

Para los preparativos, además del juzgado, buscamos restaurantes en Alcalá, sobre todo cercanos para ir tranquilamente andando tras firmar con el juez. Los había de todos los precios, pero si bien unos se subían a la parra (y eso que nadie sabía que era boda, sino que les íbamos con el rollo de “celebración privada” para evitar que nos sablasen con precios astronómicos por boda), otros nos obligaban a menús cerrados con poco margen de elección. Finalmente fuimos a La Cúpula (con el consiguiente chiste al respecto). Unos días antes (Alicia sola en casa y yo desde Bilbao) también terminamos la invitación, que como no, tenía que ser a través de internet. Todavía sigue colgada y la podéis ver aquí.

Aún con toda la preparación previa, incluso en el mismo día de la boda hubo un cabo suelto: la tarta. Para solucionarlo, la compramos por el camino del juzgado al restaurante. Eso sí, antes estuvimos de sesión fotográfica desde la puerta del Juzgado a los patios interiores del edificio histórico de la Universidad de Alcalá. En mitad de la sesión, se puso a llover, aunque afortunadamente duró poco y pudimos ir tranquilamente al restaurante. Sobre las fotos, Alicia las ha estado retocando para enviarlas a un servicio online en el que te envían el álbum en papel a un precio razonable. Además, te dan un software para que prepares cada página.

Salida del juzgado

http://picasaweb.google.com/s/c/bin/slideshow.swf

En la universidad

http://picasaweb.google.com/s/c/bin/slideshow.swf

Una vez en la comida, aunque yo había tratado de evitarlo, los típicos gritos de “vivan los novios” y “qué se besen” no tardaron en llegar. La verdad es que me incomoda bastante, pues no me gustan las celebraciones con gritos que más parecen otras cosas… además, había gente que estaba allí comiendo que nada tenía que ver y no quería molestarles.  La comida consistió en unos entrantes, empezando por una tacita de consomé que entró sólo, seguido de patés, pimientos rellenos, salmón y de ahí pasamos al principal, solomillo de cerdo al brandy o pescado (no recuerdo bien, pues no soy muy amigo de los peces).

En La Cúpula

http://picasaweb.google.com/s/c/bin/slideshow.swf

Hacia el final de la comida, con el postre, nos sacaron la tarta que llevábamos pero tuvimos un momento pánico cuando nos sacan también una espada con el logo del local… ¡que nos cobran suplemento boda!, pero no, no nos dieron la espada y no hubo suplemento alguno. Tras el postre, Sara tocó el violín y nos hicieron hacer un pseudo-baile. Le llamo pseudo porque no sabemos bailar, así que cualquier parecido era pura coincidencia.

De La Cúpula nos fuimos al Hemisferio, una cafetería cercana, donde nos tomamos un café. La tarde terminó con pinta de querer llover pero no hubo problema, nos despedimos y cada uno al hogar, haciendo esta boda bastante distinta a la típica con música, bodorrio, barra libre y demás diversiones paganas.

De copichuelas

http://picasaweb.google.com/s/c/bin/slideshow.swf

Advertisements

Semanas ajetreadas y cuenta atrás

Como os habréis podido imaginar, el ajetreo que hemos tenido este último mes tenía que ver con la Boda. Ya comenté que los que supieseis algo no comentaseis nada. Alternando entre los preparativos, la mayoría por parte de Alicia, en la semana del 19 he estado en Alicante (aprovechando para parar y comprar miguelitos) y un par de días después en Valencia (todo ello viajes de un día), llegando a casa a las mil, pues esos viajes los hice de coche, madrugando un poquito….

Para ir a Juanito a comprar Miguelitos

Para ir a Juanito a comprar Miguelitos

En Valencia

En Valencia

También, a la siguiente semana, la del 26, estuve en Bilbao un par de días, saliendo el domingo por la tarde para no darme el palizón el lunes. Allí lo pasé peor, pues el tema de pintxos no me va, y sólo encontré un chino el último día. El resto de días, para cenar sólo encontré kebabs… y eso que mi hotel estaba al lado del Guggenheim. El martes por la tarde tocó vuelta y otra vez llegando a las mil a casa.

En Bilbao

En Bilbao

En esa misma semana, el jueves, tuvimos un evento en el Bernabeu, sí, el hogar del Real Madrid, donde junto a otro fabricante de seguridad, hicimos una demo conjunta de cómo trabajan nuestros productos en armonía. Estuvo muy bien, pero como de costumbre, mi portátil siempre me hace alguna gracia con la salida VGA y los proyectores.

En el Bernabeu desde un palco privado

En el Bernabeu desde un palco privado

A la siguiente semana, entrando en Mayo, entre una demo en cliente, un training (de medio día, eso sí) y un evento sobre Protección de Datos desde el punto de vista jurídico las pasé bastante liado, pues venían clientes finales y también había que hacerles presentación en consonancia con lo que el Abogado comentó… no fue fácil pero salió muy bien. Además, sólo por volver al hotel Puerta de América y comer en el restaurante Teatriz mereció la pena.

Ya en la semana del 10, la cuenta atrás comenzó, último training hasta dentro de varias semanas, dejar los papeles listos para el juzgado y ¡a casarse!

Muy liado

Lo sé, llevo mucho tiempo sin publicar nada, pero estoy bastante liado… ya comprenderéis por qué (los que sepáis algo, no hagáis comentarios, pues todo forma parte de un gran plan que todavía no puede ser revelado).

Más adelante os comentaré las cosas más o menos interesantes, pero bueno, por lo pronto que sepáis que sigo vivo.