Vuelta a Porto (Oporto) y con gripe en casa

Hacía casi un año que no iba por Porto, en Portugal. Todavía recuerdo la primera vez que estuve allí, pues la la vuelta, nada mejor que Porto-Madrid pasar primero por Londres y pasar el finde con Alicia.

Llegué al aeropuerto y tuve que esperar un poco, pues el partner de allí, debido a las fuertes lluvias tuvo que ir un poco más despacio desde Lisboa y lo que suelen ser dos horas de viaje, pasaron a más de tres… Al menos tenía WiFi en el aeropuerto (pero NO es gratis, cosa que cuando estuve la otra vez sí).

Aeropuerto de Porto

Aeropuerto de Porto

Las escaleras mecánicas del aeropuerto tienen la maquinaria a la vista, lo que las hace interesantes:

Aeropuerto de Porto

Aeropuerto de Porto

Finalmente, tras unas visitas y comida en un H3 (la Tuga es excelente) donde el Ikea de Porto (enorme centro comercial), fuimos al hotel, un chollazo de 5 estrellas encontrado en Booking, el HF Ipanema Park. Tras solucionar unos problemas con el outlook y solucionar temillas pendientes del curro, fuimos a cenar (dos partners y yo).

Cogimos el coche y la idea era ir a una churrasqueria, pero con el GPS nos perdimos y finalmente optamos por ir al más cercano que el aparatito nos indicó, A Tasquinha. El sitio parece que fue publicitado en Lonely Planet, así que había algún guiri y muchos papelitos con mensajes de los viajeros clavado en las viejas vigas de madera. El caso es que pedimos Vitelo de Vacio que se supone es para dos… yo más bien diría que era para cuatro o más:

A Tasquinha

A Tasquinha

Tras salir de allí, fuimos al Café Majestic, pues los partners (que son de Lisboa) decían que era muy típico de allí, así que fuimos para allá:

Entrada del Café Majestic

Entrada del Café Majestic

Y por dentro es todavía más espectacular:

Café Majestic por dentro

Café Majestic por dentro

Allí nos tomamos el postre, un excelente Petit Gateau:

Postre en el Café Majestic

Postre en el Café Majestic

A la vuelta, en el hotel me sorprendió ver un pianista, con música en directo, pero deben ser ahí donde se van las 5 estrellas, pues la habitación era como cualquier otra a la que he ido.

Al día siguiente, impartí el training en un local de Jóvenes Empresarios de Porto (ANJE), muy cerca de la desembocadura del Duero, dando unas vistas interesantes, aunque empañadas por el mal tiempo:

Desembocadura del Duero

Desembocadura del Duero

El centro tiene además obras de arte, entre las que este mural era curioso:

Como os anjos que nos tocam...

Como os anjos que nos tocam...

Finalizado el training, a salir pitando al aeropuerto, a por el vuelo vuelta a casa, pues iba un poco justo de tiempo y tenía que facturar maleta, que para colmo, se me rompió el asa.

El jueves llevé a Alicia al médico y le han dado 7 días de baja. Espero que no me contagie, pues tengo más viajes en breve. A día de hoy (domingo) ya parece que se le ha ido la fiebre y tose menos… ¿gripe A?, ¡quién sabe!, pues la malas lenguas dicen que no la diagnostican a propósito para “ocultar” la ¿pandemia?. Por ahora sigo como un roble, veremos si dentro de una semana no estoy igual.

Advertisements

La Fonera 2n y algún famos

Esta semana la verdad es que ha pasado sin pena ni gloria y lo único interesante por comentar es que he visto a:

  • Carlos Jean
  • Componentes de los Hombres-G (aunque no los debería contar, pues lo sé porque me lo dijeron).
  • Posiblemente a una ex-operación triunfo, Soraya. Digo posiblemente pues aunque tenía cierta lógica, no me deja de parece extraño.

Por lo demás, hemos tenido un amago de visita a cliente, que resultó que era otro día, así que paseíto a Ática para nada. También hemos estado planificando todo los próximos eventos y tengo ya la agenda bien movidita, menuda gira que nos toca de aquí a navidad.

También he estado configurando una fonera 2n, muy chula, para sustituir la fonera 2g de mi padre. La interfaz va muchísimo más rápido que la 2g, pero parece que el QoS con el BitTorrent puesto no es la panacea y hay que pausarlo. Lo bueno es que conectas un disco duro por USB y lo tienes diponible en todos tus demás ordenadores sin tener que desenchufarlo continuamente. Además, es WiFi-n, por lo que se supone que la velocidad es muy elevada (pero no tengo nada “n” para comprobarlo). Es un buen invento que recomiendo a todo el mundo y que yo mismo tendría si no fuera por el server que me da, evidentemente, más funcionalidades. Actualmente tengo la Fonera original, suficiente para compartir mi famélico Internet de un miserable mega.

Arreglando la bici

A principios de Septiembre, Alicia tuvo un pequeño problema con la bici: se desenganchó la cadena y como lleva protección (es una bici de paseo), no había forma de solucionarlo fácilmente. En principio, mi padre arregló la bici, pero el pedal izquierdo estaba algo raro… tan raro que se había cargado la rosca de la biela, así que con las medidas apuntadas, fuimos a Decathlon a por uno nuevo.

Con eso de del “ya que estamos”, compramos, para la mía, unos pedales nuevos, cubiertas y cámaras nuevas, un juego de llaves, unos sujetapantalones, guardabarros y un sistema que es la caña: luces que no necestitan baterías y no se trata de una dinamo en el sentido traidciona (y de resistencia que implica), sino un par de luces, que van en la rueda y unos imanes en los radios, de tal modo que con el movimiento de los imanes, dan energía a la rueda.

Con todo lo nuevo en mi bici, seguía notando que los frenos no iban del todo bien, teniendo que apretar muchísimo e incluso usar el de delante. Son del tipo “cantilever” y recuerdo que siempre les ha pasado eso, pese a cambiar las pastillas, nunca ha bloqueado las ruedas. De hecho, el último día que monté, al frenar con el de detrás pude ver cómo al apretar la maneta trasera, ésta usaba todo el recorrido y apenas hacía nada… tenía el cable de acero roto, sólo quedaba un hilito sujetando el freno.

Pues bien, el sábado, aprovechando que fuimos a comer a Cuadernillos con unos amigos de Alicia, pasé otra vez por Decathlon y compré unos frenos V-Brake y, por supuesto, cable nuevo. En una horita, ya los tenía totalmente instalados. Es posible que en estos días todavía necesiten un retoque y sobre todo reeducarme yo, pues estoy demasiado acostumbrado a usar el freno delantero y con los nuevos frenos, es posible que salga disparado por delante de la bici.

En fin, con todo lo que he cambiado, ya poco tiene de la original.

LA CIENCIA EN ESPAÑA NO NECESITA TIJERAS…

… que corten presupuestos, lo que necesita es eliminar bachilleres en altos cargos, ministerios inútiles, políticos de profesión en puestos de responsabilidad y gente que de verdad comprenda la necesidad de la ciencia para el progreso…

LA CIENCIA EN ESPAÑA NO NECESITA TIJERAS...

LA CIENCIA EN ESPAÑA NO NECESITA TIJERAS...

¿En qué piensa el zapatitos cuando dice “Economía Sostenible”?, ¿Acaso no se da cuenta que eso es justamente lo que aporta la ciencia?, pero claro, es más rentable políticamente alimentar a los palmeros (titiriteros, per, des-igualdad, grupos mediáticos…) que les votan que pensar a medio-largo plazo en el verdadero progreso.

Fin de trimestre con Cenita y Bolos

En esta semana hemos terminado el “quarter”. Además de todo el curro que supone el cierre, hemos tenido un training a modo de traca final.

En el curso dado el día 30 en un hotel del Campo de las Naciones hemos tenido casi overbooking. La sala completamente llena y gente que finalmente no pudo asistir. Al terminar, estaba casi pálido pues como soy un poco especial, los canapés que pusieron no me acaban de convecer, además que llegué un poco tarde y apenas quedaba… Como anécdota, parece que en la sala de al lado también habían terminado y se pusieron a aplaudir, por lo que comenté “jo!, al de al lado le aplauden!” y se animaron a dar unas palmas.

El viernes, Alicia celebró su primer sueldo y nos invitó (suegros y cuñados incluidos) al parador de Alcalá. Allí disfrutamos de un menú degustación, quizás un tanto modernos los primeros platos, pero con un plato típico como segundo. De postre, como no, costrada de Alcalá. Una cosa que me gustó fue que había varias aguas para elegir, algo que no comprendo de muchos otros resraurantes, donde puedes elegir “n” botellas de vino, pero sólo una de agua.

Para rematar la semana, qué mejor que unos bolitos en el Diversia con ex-gemeuvitas tras una opípara cena en el Tony Roma’s. Con la mega hamburguesa y su famosa “cookie”, las primeras tiradas no daba pie con bola.

Aquí podemos ver a Javier, con la burger que se pidió:

Javier y su mega hamburguesa

Javier y su mega hamburguesa

Hacía algún tiempo que no íbamos a los bolos y parece que han puesto una especie de promo: si te sale un bolo rojo delante del todo, si haces un “strike” tienes una partida gratis. No sé que pasaba en nuestra pista, que las veces que nos salió siempre quedaba el mismo bolo en pie… yo creo que tenía pegamento o un buen imán. El caso es que tenemos tickets (no por eso, sino por otra promo) para ir este miércoles a echar una partidilla. ¿Alguien se apunta?

En la bolera

En la bolera