Hacienda te necesita

Y a mi todavía más… me acaba de llegar el borrador y ¡menudo palo!, ¡esto es el diezmo en toda su gloria!.
Ya me estoy buscando una gestoría o, mejor, un “amigo contable” (mucho mejor que el “amigo informático”) aunque me cueste un arroz con bogavante y disfrazarme de pollo.

Advertisements