Fibra hasta el salón

Hace un par de semanas, por las calles de alrededor, pude ver técnicos de Cobra metiendo cableado. Pensaba que estaban metiendo nuevas cajas o bien actualizándolas para VDSL, pero cuando también pidieron acceso a los portales ya me empecé a imaginar de qué iba todo: están tirando fibra.

Hace cuatro días, llame al 1004 y pregunté la cobertura, confirmando que era posible contratar fibra a 100Mbps. Dicho y hecho, vamos adelante y ayer a primera hora un técnico tiró el cable desde el rellano de las escaleras hasta mi salón. Al rellano llega una manguera que muere en una caja de reparto. De ahí sale un cable hasta mi salón, el cual fue, con una fusionadora, adecuadamente unido a la caja que ahora hace las veces de PTR, de la que sale un latiguillo SC monomodo de 1310nm.

Por otro lado, me han retirado el cobre, así que, ¿cómo se da la telefonía?. Para teléfono e Internet, la fibra muere en la ONT, una caja que siempre debe estar conectada a la electricidad y de la que sale la toma de teléfono y varios RJ45 para datos.

La telefonía alimenta una de las tomas de la casa, que recordemos me han desenchufado de la calle, así que la ONT alimenta el circuito interno del hogar permitiendo funcionar los teléfonos. Esto hace que sólo el bucle interno del hogar sea analógico. Todo lo demás es digital, así que espero nadie diga que se me escucha mal, porque puedo estar seguro al 100% que no será problema mío.

Finalmente, para Internet, me pusieron el típico router blanco, el cual sólo duró un par de horas desde que se fue el técnico, donde volví a poner el mio con tan sólo hacer un leve cambio: la interfaz PPPOE debe ir taggeada con el van id 6.

Lo más alucinante es tener un ping de hasta 10ms, con alguna lectura de 6. Respecto a la velocidad, en el test realizado por el técnico marco 94Mbps. En cualquier caso, por WiFi es complicado llegar a sacar el máximo partido. Incluso por cable, pasando por mi plc y switches, o solo llego a 55Mbps…tengo el cuello de botella dentro de casa.

Advertisements

Timofónica

Creo que ya he comentado el servicio tan lamentable que da Telefónica en el 1004, pero lo vuelvo a contar y me desahogo un poco:

Si llamo desde mi línea fija al 1004, sale la locución que dice “Bienvenido al 1004, si desea información de números de teléfono, llame al 11822, en otro caso, por favor espere” y automáticamente me cuelga.

Si llamo desde el móvil, también al 1004, sale la locución dichosa del 11822, y luego me indica que introduzca el número de teléfono (pues se da cuenta que llamo desde un móvil) para el que quiero hacer la gestión. Meto el mío y me cuelga.

Tercer intento. Llamo desde el móvil y meto un número falso y, ¡anda!, consigo hablar con un operador.

¿Es posible que haya listas negras de “pesaos” para no atender?, ¿cómo es posible que en menos de 3 semanas tenga 4 reclamaciones abiertas?, ¿qué puedo hacer si ni ONO ni Jazztel ni Vodafone me pueden dar servicio?, ¿Me voy a tener que mudar de casa?

¿Quién dijo que las grandes operadoras son mejores?

Hace algún tiempo, migré a Yoigo: me pareció una operadora simple y clara, justo lo que me hace falta.

Ahora, por motivos laborales, he contratado un número con Vodafone y todo va de mal en peor:

1) Me cobran, sin avisarme, el alta de línea.

2) Las “tarifas planas” que NECESITO para ver el correo cuando estoy fuera, no son tan planas: Deberían llamarse algo así como “Mierda-Tarifa-para-ver-Vodrifone-Live” o “Caca-Tarifa-que-si-navegas-libremente-te-meto-un-palo-que-te-avío”…

3) Siempre que llamo, me paso de media hora a tres cuartos para cualquier tontería

4) Los operadores me cuentan cada uno una cosa distinta

¿Quién decía que Yoigo es una mierda?, ¿Y Vodafone?. Con Yoigo sólo tuve un problema: tardaron mucho en enviarme el móvil y por culpa de Orange no pudieron hacer la portabilidad.

Otro operador grandes es Telefónica. Acabo de abrir una segunda queja por la mierda del ADSL que me ofrecen: 1Mbps y 20GB al mes de transferencia. Además, sospecho que el troncal que tiene mi central es de baja capacidad, pues por las tardes y fines de semana navegar se hace un suplicio: Salta el time-out del navegador constantemente. Además, ahora que está Alicia fuera, el Skype se ha convertido en fundamental.

Y de Telefónica no sólo me quejo del ADSL, el jueves pasado descubrí que las llamadas de teléfono a través de esta gente son una basura: cada dos por tres se me cortaba la llamada con la locución “En estos momentos hay sobrecarga en la red”. ¡¡¡¡Estoy en una conferencia internacional, no me pueden hacer eso!!!. A la tercera vez, usé el móvil y sin problema, lo que demuestra que es mi central, no las líneas internacionales lo que se satura.

El problema de todo esto es, ¿qué puedo hacer?. Ya he llamado a Ono, a Jazztel.. y en mi zona sólo se puede Timofónica. Me da que me voy a pasar a Yoigo y usar el 3G por 1,2 euros al día como esto siga así…

Y otra broma telefónica

El viernes, después de comer, a punto de entrar en fase R.E.M. suena el teléfono:

Operadora: Buenas tardes, le llamo del Gimnasio X-Y-Z y quería ofrecerle un bono… bla bla bla..

Alberto: Es interesante, pero dígame, ¿hay “sauna”?

O: Sí, disponemos de sauna…

A: Disculpe, pero me refiero sauna… ya sabe… hombres fornidos…

O: (lo único que hace es tratar de continuar la lectura de un folleto y no entra al trapo)

A: (Cambio de tercio) La verdad es que los gimnasios no me gustan porque hay gente que va a mirar (recordando la canción de El Reno Renardo, “No quiero ir al gym“)… ¿Sabe a qué me refiero?

O: (Sigue tratando de continuar leyendo el panfleto)

A: Me refiero, a que te miran con ojos sucios… Y luego “terminan” lo que han visto… pervertidos de esos…

O: (como si de una voz grabada, apenas consigo que varíe su discurso). Bueno, le ofrezco a su familiar vernir el día de mañana (¿el día de mañana?, se refiero a mañana mismo) a probar las instalaciones.

A: (Cambiando completamente de tercio otra vez) ¿Mañana sábado?

O: Sí, mañana sábado.. bla bla bla…

A: Es que mañana no puedo trabajar

O: ¿Tiene que trabajar mañana?

A: No, justo lo contrario, no puedo, debo respetar el sábado…

O: Pero si no trabaja…

A: Es que Dios no me permite hacer nada mañana, el Sabbath, ¿sabe?

O: pi pi pi… (ha colgado)

¿Se habría hartado de mis “gracias”?, ¿No le gustan los fundamentalistas religiosos y sí los que van a “otras cosas” al gym?…

Bromas telefónicas

Hoy, día 28, comentaré alguna de las “bromas telefónicas”, o mejor dicho, ¿cómo eludir las promociones por teléfono?.

1) Gritar, pero no directamente… primero comenzamos a hablar muy bajito, casi susurrando. El que está al otro lado tendrá que afinar oído y pegarse el auricular a la oreja lo más posible, así, tras uno o dos minutos, gritamos con todas nuestras fuerzas.

2) Escenario de un crimen: Nos hacemos pasar por un inspector de policía que está en la escena de un crimen, y suena el teléfono de la víctima. Deberemos informar a dónde está llamando y preguntarle qué relación tiene con la víctima. Como dirá que no tiene nada que ver, necesitaremos pedirle su DNI y datos de contacto para citarle a declarar como testigo. Si se niega, podremos amenazarle con localizar la llamada y acusarle de cómplice. Por cierto, debido al gran número de operadores latinos o call-centers deslocalizados, el crimen podría ser entre bandas latinas…

3) Defunción… hace unas horas. Es un poco cruel, pero me han llegado a dar el pésame. Al preguntar por el titular, se le dice, con voz entrecortada que ha muerto esta mañana, a lo que respiramos “fuerte por la nariz” (como si se nos cayeran los mocos) y nos quedamos en silencio hasta que nos cuelgan, no sin antes decir que lo sienten.

4) Ser un “fuera de la ley”. Al preguntar si eres el titular del teléfono, hay que decir, de la forma más macarra posible, que lo acabas de robar hace un rato… En mi caso, llamaba una chica, que no se lo creía, a lo que le pregunté si estaba buena y colgó.

Probad a ponerlas en práctica cuando os llamen con promos absurdas y comentadme qué tal.